Una mañana que estaba en una lugar con mar me levanté pronto y fui a un precioso acantilado en el que había un faro para ver el amanecer, hice unas fotos muy bonitas de ese mar y de ese horizonte con la luz de la mañana. Me gustó tanto la experiencia que a la mañana siguiente fui de nuevo a ver el amanecer, esta vez desde la playa debajo del faro y volví a hacer fotos. Sentí la brisa fresca de la mañana y tanto desde arriba como en la playa abajo pude escuchar el sonido de las olas al romper. Sin embargo, a pesar de ser el mismo mar y el mismo horizonte las fotos son completamente diferentes, cada una representa ese momento especial visto desde lugares que tienen sus características particulares.

¿Cómo puedes mejorar algunos aspectos de tu vida fácilmente?

1.Percibe las cosas desde diferentes perspectivas

Esto es lo que ocurre casi siempre en los procesos de coaching. Yo ayudo a mis clientes a poder ver el horizonte desde la playa, desde el faro, desde un avión…y a partir de ahí todos nos damos cuenta de que en cada una de las posiciones podemos percibir el mar y el horizonte con matices diferentes y podemos estar más preparados para afrontar nuestras vidas con más recursos.

2.Sé respons- able

A veces podrás llevarte a alguien contigo a ver el mar desde el faro o a la playa o incluso quizá alguien sea quien te lleve a ti a ver el amanecer, sin embargo, es importante que aprendas a llegar tu solo y que asumas tu responsabilidad, es decir, tu habilidad de responder, de ser lo suficientemente flexible para apreciar el amanecer desde diferentes puntos.

3.Dedica tiempo

Mis clientes de coaching llegan a veces diciendo que siente que no tienen tiempo ni para respirar. Y cuando van aprendiendo a hacer respiros profundos se relajan y pueden empezar a desarrollar el trabajo. Esto lo sabemos todos. Si practicas cualquier deporte sabes lo importante que es llevar una buena respiración…y la vida es un deporte de resistencia. Dedica tiempo a las cosas importantes como respirar, como considerar las opciones desde diferentes ángulos, como sentarte a contemplar algo bello ya sea el mar, la montaña, la ciudad…

4.Disfruta del momento.

El amanecer desde el faro te regala una visión del mar y del horizonte que unido a la brisa fresca de la mañana y al sonido de las olas cuando rompen hacen que si estás realmente presente, disfrutando de ese momento puedas descubrir muchas cosas. Al igual que si lo contemplas desde la playa o si es desde un avión. Lo importante es que en ese momento dediques ese tiempo solo al amanecer, que aprendas a estar totalmente presente porque hay momentos que duran poco y que puede que no se repitan y que la vida los pone en tu camino por algún motivo, ¡vívelos estando totalmente presente!

A la espera de saber cómo te ha ido me despido.

¡Que tengas una semana llena de mejoras en tu vida!

Paloma

Si te ha resultado útil este artículo por favor compártelo para que tus amigos también puedan leerlo o encuéntranos en facebook para seguir recibiendo más.

Paloma es Mind Coach y especialista en procesos de mejora a partir de técnicas de Programación Neurolingüística. Trabaja en el mundo de la empresa, con clientes individuales y con deportistas ayudándoles a creer más en su potencial y a llegar ahí donde quieren.