Hoy es sábado, para muchos un día de descanso, para otros el inicio de junio o un día que puede ser tan especial como otros.
No sé si te habrás levantado pensando en todas las cosas buenas que hay en tu vida o agradeciendo al universo o a tu dios particular todos los motivos por los que eres una persona afortunada o simplemente te has levantado sin ser consciente de que tienes un cerebro con la costumbre de generar pensamientos.

Yo me planteo hoy ¿qué hace que haya personas que este sábado lo vivan de forma positiva, energética, feliz y qué hace que otras personas lo vivan de forma automática, otro sábado más, gris? ¿Qué hace que haya personas que disfrutan de su trabajo, de su vida, de su familia y otras simplemente se dejan llevar olvidándose de vivir?

Hay 3 cosas que está demostrado que puedes hacer y que hacen las personas que realmente viven la vida demostrando ser inteligentes emocionalmente:

  1. Céntrate en lo bueno. Muchas personas, y yo me incluyo entre ellas, son más felices porque se recuerdan diariamente las cosas buenas por las que tienen que estar agradecidas. Se levantan o se acuestan repasando las cosas buenas que han ocurrido en el día. A veces puedes ser específico y repasar los pequeños detalles positivos de la jornada, otras veces, quizá por la mañana, puedes repasar lo afortunado que eres a nivel más global en los aspectos de tu vida. El cerebro, al igual que cualquier músculo, requiere entrenamiento. Entrénalo a pensar de forma más positiva. Haz este ejercicio durante una semana, al levantarte o al irte a dormir y date cuenta de los resultados que obtienes en cómo se desarrolla tu semana.
  2. Genera la suerte. Otra característica de las personas felices es que tienen suerte. ¡Suerte! ¿De dónde les viene? De su capacidad de ver oportunidades, de generar oportunidades, de reconocerlas y de aplicarlas. Como expresa el título de otro artículo de este blog: “La casualidad no existe, hay que estar”. Tienes que dejar de hacer lo mismo todos los días y empezar a vivir cosas nuevas. En ese momento es cuando tú creas la oportunidades…eso que llamamos suerte.
  3. Crece constantemente. Como dice un importante Coach americano “todo lo que no crece, muere”. Esto es válido también para tu cerebro. No sólo tienes que formarte a nivel técnico en tu especialidad laboral, desde el siglo pasado ya hay suficientes estudios científicos que explican la importancia del crecimiento personal, del desarrollo de las habilidades que hacen de ti una persona inteligente emocionalmente. Managers, directivos, profesionales, padres, madres, deportistas, artistas, seres humanos… da igual quien seas, lee libros, escucha audiocursos o asiste a talleres y cursos que te permitan seguir mejorando personal y profesionalmente tu autoconciencia emocional, empatía, las relaciones con los demás, tu automotivación…

Quizá ya no sea sábado, pero sea cual sea el día en el que estás leyendo este artículo pregúntate: ¿he decidido ser de las personas que son felices o he decidido ser de las personas en gris automático?

A la espera de conocer tu respuesta me despido

¡Qué tengas una feliz semana!

Paloma es Mind Coach y especialista en procesos de mejora a partir de técnicas de Programación Neurolingüística. Trabaja en el mundo de la empresa, con clientes individuales y con deportistas ayudándoles a creer más en su potencial y a llegar ahí donde quieren.