Santa Claus y los Reyes Magos son los seres que mejor puntúan en gestión del tiempo. Consiguen llevar regalos a todos los seres humanos del planeta en una noche…¡una sola noche! Algo digno de estudio si no fuera porque ni Santa Claus existe, ni los Reyes Magos.

Bueno pues entonces ya sabemos que no se pueden llevar regalos a todos los seres humanos del planeta solo en una noche. No da tiempo. Por eso sé que no existe Santa Claus ni los Reyes Magos, y ni siquiera si se asociaran les daría tiempo en toda una noche. Tiene que haber más personajes implicados en el reparto de regalos y ¡todos formados en técnicas de gestión del tiempo!

Ahora, hemos crecido con el síndrome de “Santa Claus”, pensando que podemos llegar a todo, a todos y tan solo en 24 horas. Pues no, la realidad es que no. Y entonces, ¿cómo hacemos nuestra gestión del tiempo?

En mis cursos siempre digo que no podemos gestionar el tiempo, simplemente el tiempo es el que es, 24 horas. Así que partiendo de esta base puedes “gestionar tu vida”.

Este concepto no es fácil en el mundo en que vivimos porque nos hemos convertido todos en “overachievers”, es decir, que queremos conseguir más de los que podemos abarcar, y esto unido a que “estar muyyyyy ocupado” se ha convertido en símbolo de estatus en nuestra sociedad, ¡pues ya está el lío!

Así que entendiendo lo complicado que es gestionar la vida para conseguir tus objetivos además siendo feliz y todo ello en 24 horas cada día. Por si ayuda te dejo unas cuantas pautas de gestión del tiempo que pueden servirte a la hora de gestionar eficazmente tu vida:

  1. Identifica qué es lo verdaderamente importante para ti en tu vida.

Cuando digo “qué es lo importante” me refiero a cuáles son tus valores y en qué orden de prioridad están. Por ejemplo, para alguien sus valores pueden ser: familia, salud, diversión, carrera profesional.

Una vez identificados piensa en cuánto tiempo de tu vida estás dedicando a lo que es importante para ti. Además, te puede ser útil ordenarlos por prioridad. Por ejemplo:1.familia, 2.salud, 3.carrera profesional, 4.diversión

ya que cuando tengas que elegir entenderás qué poner antes y qué después en tu planificación.

  1. Identifica quiénes son las personas importantes en tu vida.

Plantéate si sus vidas son mejores gracias a ser tú parte de ellas. Si tu respuesta es “no” empieza a cambiar algo inmediatamente. Todas las personas con las que te relacionas a lo largo de tu día deberían mejorar sus vida gracias a ti, aunque sea con una sonrisa. Entiendo que esto es demasiado para algunas personas, pero por lo menos, asegúrate que las personas para ti verdaderamente importantes sí que están viviendo una vida mejor gracias a que tú estás en ella.

  1. Márcate objetivos relacionados con tus valores y mantén el rumbo hacia ellos.

Mantente enfocado en lo que es realmente importante para ti. Y recuerda que no creo que nadie a punto de morir diga que “se arrepiente de no haber pasado más tiempo en la oficina”.

Estos consejos te ayudarán a entender cuáles son tus prioridades en tu vida y en qué quieres pasar la mayor parte de tu tiempo. Quizá no siempre sea fácil, pero tener claro cómo quieres vivir tu vida es un inicio para ser mejor en la gestión del tiempo.

El siguiente paso es que tengas una mentalidad responsable de tu vida…es decir, de introducir cambios, de decidir y de ir hacia donde quieres ir, eso depende de ti.

Muchas personas tienen una actitud culpable de la vida y culpan todo lo de fuera…culpan incluso al tiempo de su falta de tiempo…pero la verdad es que el tiempo es eso, solo tiempo, tiempo a tu disposición para vivir la vida que quieres y que te mereces.

Feliz semana

Paloma

Si te ha gustado y quieres saber más sobre Gestión del tiempo, puedes asistir a la próxima conferencia de Paloma en Madrid. Calendario conferencias