Últimamente, no sé si de forma casual o no, el cómico, ahora actor, Dani Rovira está muy presente en mis días. Siempre me ha fascinado/enamorado, desde que veía sus monólogos en Youtube, incluso usando algunos de ellos para entrar en el mejor estado antes de salir yo al escenario para dar un curso o una charla. En otra ocasión fui a verle al teatro. La obra se llamaba “¿Quieres salir conmigo?” una mezcla de humor y reflexión llevada al absurdo pero que no por eso dejaba de tener razón cuando expresaba que ya no se sabe cuando una pareja es pareja porque ya no se pide “salir”.

Luego han venido los 8 Apellidos Vascos, su presentación de la Gala de los Goya…y muchos momentos en los que aparecen él y su pareja, Clara Lago, que conoció porque era su compañera de reparto en 8 Apellidos.

El otro día vi una entrevista a Dani y Clara hablando de la película. Él hablaba, explicaba y hacía mención a algo absurdo con una rapidez mental admirable y ella…ella era el vivo retrato del enamoramiento. Cada vez que salía una palabra de la boca de Dani ella reía en una mezcla de amor, diversión, euforia, descontrol… y lo sorprendente es que cuando ella tenía que contestar en la entrevista volvía a mantener la calma de actriz, pausada, profesional y seria…y volvía a hablar él, y ella le admiraba con los ojos, y sonreía y reía y transmitía ese estado de felicidad extrema que no podía controlar. Me pareció precioso.

Como toda excusa es buena para añadir un poco más de romanticismo a nuestras vidas y el momento post-San Valentín es igual de bueno que cualquier otro me ha parecido bonito mencionar lo importante que es

saber enamorarte cada día de tu pareja

y esto al inicio de las relaciones sale de forma espontánea y luego, poco a poco hay que proponérselo y centrarse en ello para que se mantenga y poder enamorarte de tu pareja cada vez que la ves porque sabes que tu vida es estupenda pero que es todavía más estupenda porque esta persona está en ella.

Por último te comento que hay estudios que demuestran que el impacto de una sensación negativa entre dos persona se neutraliza con cinco positivas. Has leído bien, la proporción es 1/5. Piénsalo detenidamente. Cada vez que generáis entre vosotros una situación emocional mala tendrá que haber cinco momentos emocionales positivos para que volváis a vuestro equilibrio.

Por supuesto una forma fácil de crear momentos positivos es compartiendo risas y sonrisas o practicar la técnica Hawaiana del Ho’oponopono y saber decir

“lo siento, perdón, gracias, te amo”

¡Te deseo una feliz semana enamorándote de tu pareja o de la vida en general!

Paloma

Si te ha resultado útil este artículo por favor compártelo para que tus amigos también puedan leerlo o encuéntranos en facebook para seguir recibiendo más.

Paloma es Mind Coach y especialista en procesos de mejora a partir de técnicas de Programación Neurolingüística. Trabaja en el mundo de la empresa, con clientes individuales y con deportistas ayudándoles a creer más en su potencial y a llegar ahí donde quieren.