Saber generar en ti el estado correcto en cada situación es una de las claves del éxito. Esto es algo que saben todas las personas que han estudiado o leído algo de Programación Neurolingüística alguna vez.

Para generar el estado correcto podemos usar lo que en Pnl se llaman “anclas”. Estos son estímulos asociados a una sensación fuerte. La repetición de dichos estímulos sensoriales hará que puedas reproducir en ti la sensación a la que los has asociado y por consecuencia generar el estado de felicidad, de confianza, de amor, de alegría, de tranquilidad…en vez de esperar a que simplemente llegue (y también funciona con estados negativos).

Quizá no seas todavía consciente pero vivimos rodeados de  anclajes, una canción que nos recuerda  un momento bueno y noshace sentir bien; un regalo que nos ha hecho alguien especial y que llevamos puesto o tenemos en casa o  en el trabajo; un lugar en que fuiste muy feliz…hay muchos anclajes buenos y muchos anclajes malos en nuestras vidas.

Seguramente estarás pensado que para ser más feliz hace falta que sean más lo anclajes buenos a tu alrededor respecto a los malos, y esto es cierto.  Lo mismo ocurre en la parejas. Mientras los anclajes positivos que unen a la pareja sean más números que los negativos, más sana, feliz y duradera será. Acariciar (sin connotación sexual…) a tu pareja cuando se ríe o cuando está en un momento feliz hará que tus caricias sean un ancla positiva; pasar buenos momentos en algunos lugares de la casa los anclarán positivamente; alguna canción de un momento especial; un comentario que os ha hecho reír tantas veces…todo esto pueden ser anclas positivas que si se repiten en el tiempo generan de nuevo la sensación buena a la que están asociados. El problema en la pareja nace cuando después de los momentos negativos, cuando estos son demasiado, cuando los anclajes negativos se suceden y no existe ningún ancla positiva que os vuelva a unir, la sensación buena en presencia de la otra persona desaparece.
Te aconsejo que mires a tu alrededor y valores si las anclas que te rodean generan más estados positivos o más negativos. A partir de ahí tú decdes qué hacer.
Y hablando de anclajes…hoy en el aeropuerto, uno de los lugares de mi vida con un anclaje súper, mega positivo, me he comprado  unos zapatos. Según me ha dicho la dependienta son de una exclusiva marca que empezó gracias a una historia de amor de su fundador. Los voy a convertir en mi anclaje más positivo de estos meses de verano.

¿Qué tengas una feliz semana!

Paloma es Mind Coach y especialista en procesos de mejora a partir de técnicas de Programación Neurolingüística. Trabaja en el mundo de la empresa, con clientes individuales y con deportistas ayudándoles a creer más en su potencial y a llegar ahí donde quieren.