Estos días me he visto en varias situaciones explicando en qué consiste mi trabajo y cuáles son las ventajas de realizar un proceso de mejora personal con un Coach.
Entiendo que hay ambientes en los que quizá no se haya oído hablar todavía o se pueda pensar erróneamente que está relacionado con la terapia. Sin embargo, me ha sorprendido que en el mundo de la alta competición deportiva, algunos deportistas no consideren las ventajas de la ayuda de un coach porque “no están enfermos”.
Claro que no están enfermos, no necesitas estar enfermo para realizar un proceso de entrenamiento mental o para empezar a pensar de una forma más eficaz que te permita llegar ahí donde tú quieres, al igual que no estás enfermo cuando trabajas con un entrenador físico.

Cuando leo declaraciones de Jorge Lorenzo, relacionadas con la carrera que hizo en Assen en las que afirma que tuvo miedo: “he ido muy lento y con miedo…el daño que me hice el año pasado me han hecho tener miedo a repetirlo y no tener el coraje y el valor que tenían los demás…la culpa he sido mía, he fallado yo”, como Coach ante estas declaraciones me pregunto si alguien le estará ayudando a que no acabe dentro de lo que se conoce como profecía autorrealizada: no puedo, no es posible y no me lo merezco. Una mezcla explosiva que va a hacer que cualquier persona no consiga eso que se ha propuesto.
Un Mind Coach trabaja contigo para que entiendas cómo estás generando el miedo en ti, por ejemplo, a partir de las imágenes que te estás haciendo, el diálogo al que lo asocias y la sensación. Sin estos tres componentes alineados para que experimentes miedo, no hay miedo. Y tú puedes invertirlo. El miedo no es algo que llega y te saluda por la mañana, el miedo lo generas en tu interior, al igual que la inseguridad, el fracaso, los nervios…
Por este motivo es tan importante el entrenamiento mental y mucho más en la alta competición en la que es necesario tener el estado mental completamente alineado con la preparación física, la técnica y la estrategia.
En la presentación del equipo VR46, Valentino Rossi explicaba que ofrecería a los pilotos un paquete completo de entrenamiento en moto, programa para la preparación física y mental.
Esperemos que se empiece a creer un poco más en el papel del entrenador mental, del Mind Coach ya sea a nivel deportivo, personal, profesional… La diferencia se percibe y no es poca.

¡Qué pases una feliz semana de julio!

Paloma es Mind Coach y especialista en procesos de mejora a partir de técnicas de Programación Neurolingüística. Trabaja en el mundo de la empresa, con clientes individuales y con deportistas ayudándoles a creer más en su potencial y a llegar ahí donde quieren.