¿Has viajado alguna vez? Seguramente tu respuesta es sí. No sé si más lejos o más cerca pero seguro que es sí.

Y lo que yo encuentro fascinante a la hora de viajar es que ningún viaje te deja indiferente. Solo por salir de tu rutina ya está ocurriendo algo en tu vida. Algo cambia. Y como oí una vez “cambiar en tu vida es automático, crecer no, para crecer tienes que hacer algo”.

A veces simplemente viajas sin querer percibir lo que hay a tu alrededor, lo que está ocurriendo dentro de ti. Pero cada día, cada minuto tú estás transformándote. Seguramente no eres el mismo que hace 1 año, ni el mismo que hace 2, ni 10… has, por lo menos, cambiado y en el mejor de los casos, evolucionado. Quizá sea que eres más sabio, que has aprendido a gestionar mejor algunos aspectos de tu vida…solo tú lo sabes.

Y hay viajes que te transforman, al igual que las circunstancias de la vida. Escuché en un curso que las personas más fuertes y especiales son aquellas que han tenido que afrontar cosas duras en sus vidas. Si todo va siempre bien, te faltarán recursos y tu viaje habrá sido dentro de zonas de confort, en las que te guste o no, no vas a crecer.

En los últimos días he tenido la suerte de poder conocer a personas que han superado problemas, situaciones difíciles en sus vidas… Personas que hablan y comentan el aprendizaje que han obtenido de ello. Posiblemente a nadie le parecen bonitas ciertas situaciones como las muertes fuera del orden lógico, los abusos, las adicciones, las enfermedades, los bloqueos… y sin embargo, cada persona que ha luchado con ello en su propio viaje, o está luchando, esas personas como todos los demás están haciéndose más y más fuertes con cada latido de su corazón.

Tu viaje es fascinante seguro, y aceptarlo es un gran paso, porque es el tuyo, es único, con las personas que hay, personas que se quedan, que están y las circunstancias peores o mejores que vives para que hacerte fuerte, especial, para que crezcas.

A veces no queremos afrontar lo que llega, a mi me ha pasado, a veces buscamos ayuda externa o alguien que nos sostenga de forma acertada o nos refugiamos de forma equivocada. Pero lo importante es que llegue un momento es que tú tomes tu vida, tus decisiones, tus problemas no resueltos del pasado y vayas aceptando lo que decía Martha Graham, esa fuerza interior tuya que es única, ese viaje.

“Hay una vitalidad, una fuerza interior, una energía que se traduce dentro de ti en acción, y porque sólo hay uno como tú en esta vida, esa acción se convierte en única. Y si la bloqueas, nunca más volverá a existir a través de ningún otro medio, y se perderá para siempre. El mundo nunca más la tendrá. Y no es tu incumbencia determinar cuánto es de buena esa energía, ni tampoco su valor ni compararla con otras expresiones. Tu incumbencia es mantenerla tuya de manera clara y directa, mantenerte receptivo a ella.” Martha Graham “

Es tu viaje, tú eres el héroe de tu viaje, recuérdalo y puedes solo fascinarte por ello. Eres único. Ahora y siempre.

Paloma

Si te ha interesado este artículo puedes seguir aprendiendo y creciendo inscribiéndote al curso El viaje del héroe (Madrid y Santander). Escríbeme a paloma@palomasanz.com y te cuento cómo hacerlo.